Desde hace tres años que somos padres, y siempre pensando en “viajar” ahora, más aún si se puede, para que nuestros hijos conozcan el mundo a través de sus ojos, y no por medio de pantallas.

La gente nos dice que tan pequeños no se van a acordar de nada, pero eso es lo menos importante.  Ahora se están formando y todo lo que vean, aprendan y sientan los va a formar como personas, se va a quedar integro en ellos, y eso va mucho más allá que lo que pueda ser un recuerdo.

Tenerlos al aire libre en contacto con la naturaleza nos parece el objetivo fundamental para estas edades tan importantes. A veces no se puede tanto como nos gustaría, pero en ello estamos.

Viajar con niños es otro nivel, la cantidad de cosas que se trasportan se triplican y más cuando son bebés y llevan todos esos complementos, como son los pañales, por ejemplo.

Los tiempos al pedalear cambian, porque ellos no pedalean, van en su carrito, y eso tiene un tiempo determinado de aguante…todo depende de cada día y de cómo coincidan las siestas, pero el niño no puede estar más de dos horas sin hacer una parada.

Así que aquí las etapas cambian, los horarios y los menús de comida también, no se puede improvisar tanto como cuando solo éramos dos. No hay que olvidar el tiempo de juego (fundamental para un niño), así que una vez que dejas de pedalear, el descanso se sustituye por tiempo lúdico.

Cuanto más mayores se hagan los niños menos van necesitando de los padres, pero en estos primeros años de vida, hay que estar siempre con un ojo observando donde se meten.

Con cada viaje vas aprendiendo y los siguientes se hacen más fáciles que los anteriores. Uno va cogiendo tablas y va minimizando para próximos viajes…pero…siempre se llevan cosas de más.

No todos los niños son iguales, así que dependiendo de cómo sea tu hijo el viaje ira tomando distintas formas.

Y también es cierto que cuanto más mayores sean tus hijos, más fáciles serán algunas cosas, pero inevitablemente otras se complicaran. Así que “carpe diem” que lo niños crecen volando.


Viajes en Familia

2018 Rototom

2017 Burgos – Bourdeaux

2016 Vía Verde Ojos Negros