Erase una vez 1994, cursábamos 8º de EGB y nos hicimos novios… de esos novios oficiales de palabra pero que nunca salen a ninguna parte. Teníamos 12 años. Y este título sólo duro ese curso. Luego no nos volvimos a ver.

A los 26 años nos reencontramos por casualidad y empezamos a “salir”, y esta vez de forma no oficial…Nuestra primera salida fue a Portugal, cinco días en bici donde descubrimos el gran poder que teníamos al estar juntos y disfrutar de las mismas cosas, así que nos volvimos adictos a estar juntos, viajar juntos y pedalear juntos.

Eso ocurrió en el 2007 y desde entonces seguimos con la misma afición, viajar y pedalear. Ahora con nuevos compañeros de viaje, Buba, nuestro perro de 8 años, Iris nuestra hija de 3 años y Pablo con sus 20 meses, siguiendo felizmente nuestro ritmo.

Siempre te dicen que cuando tienes hijos la vida te cambia, y exacto así es, conoces realmente lo que es estar agotado a final de día y aún así seguir teniendo fuerzas para noches moviditas, de pesadillas, de vasos de agua, de llantos… Ser padre te da super poderes, simplemente será ese amor infinito que te produce un hijo.

Pero además de cambiar estas cosas y otras más, lo que no debe cambiar es tu forma de pensar, tu forma de actuar ante la vida y como te gusta vivirla. Siempre adaptándola a los hijos, inevitablemente.

Pues, aunque desde que somos padres ya hemos dejado de viajar a nuestro continente favorito, África, y otros lugares que también se quedan por el momento un poco a la espera, siempre se pueden encontrar destinos aptos para viajar con tus hijos.

Solo se necesitan ganas y ponerse a planear nueva ruta. Así de sencillo.

Por otro lado, esta nuestro mayor enemigo, el miedo, al ser padres, este puede elevarse, de hecho, se eleva, pero hay una frase que me mando mi tío Gerar, que me gusta mucho y dice algo así :

“Si tienes miedo, hazlo con miedo”.

Y así de sencillo. Cuando preparamos viajes muchas veces entran miedos (a veces de película, irracionales) pero cuando empiezas el viaje te das cuenta de que no existen.

La mala suerte siempre estará ahí, viajando o no.  Así que lo mejor es hacer aquello que te gusta y luego a ver qué pasa…

Donde mejor esta un bebé, o un hijo… .no es entre cunas de algodón, parques llenos de juguetes y colchonetas para que no se lastime. Donde mejor están los niños es con sus padres descubriendo el mundo, ya sea en el barrio o alejándose un poquito más…

«Pangono pangono»…frase que nos enseñaron en nuestro paso por Malawi. En chichewa «pangono pangono» significa «poco a poco»… Una buena manera de representarnos.